Aborto y la herencia recibida

 

 

 

 

Aborto y la herencia recibida

 

La gestión de los gobiernos de Felipe González y de Rodríguez Zapatero ha recibido palos a diestro y siniestro. Sin embargo, con el paso del tiempo y la acción regresiva en derechos, libertades, políticas sociales, educativas, sanitarias y culturales de los gobiernos de Aznar y de Rajoy, los “puros” de la izquierda que tachaban al PSOE de traidor de la clase trabajadora quedan en evidencia.

 

Simone Veil es una referencia en Francia y en Europa. Superviviente de Auschwitz, fue nombrada ministra de Sanidad por Giscard D’Estaign. En 1974 hizo aprobar una ley de acceso a anticonceptivos y en 1975 una ley de despenalización del aborto, basada en plazos. Lo que aprobó la derecha francesa en 1975 (y sigue en vigor), y de muchos otros países de nuestro entorno, parece que no resulta compatible con la derecha española. Tenemos una derecha no homologable en Europa.

 

Bibiana Aído recibió palos desde el día de su nombramiento. No sé si su mérito principal para llegar al ministerio fuera la amistad de su familia con Manuel Chavez, peo en su corta gestión hizo aprobar una ley de plazos que colocaba a España en la órbita de los países europeos de nuestro entorno. No merece menos reconocimiento que Simone Veil, sobre todo ahora que la carcundia pretende echar abajo esa ley.

 

Recuerdo que durante su tramitación el PP ponía el acento para oponerse a esa ley a que jóvenes de 16 y 17 años (“niñas”, decían ellos, al igual que llaman “hijo” a un embrión) podrían abortar sin consentimiento de sus padres. Tiene el legislador que pensar en todos los casos. También en aquellos casos de jóvenes que sufren abusos sexuales de su padre, con violaciones y embarazos. ¿Tiene ella que pedir  permiso a su violador para abortar? También en los casos de familias integristas medievales que consideran que si la joven ha sido desvirgada la ignominia cae sobre toda la familia y eso sólo se paga con la muerte de ella y de quien la ha  deshonrado.

 

¿Cuántas hermanas, hijas, esposas, de los neocarlistas han abortado? Claro, ninguna lo dice porque nadie quiere ser estigmatizado, pero muchas se han beneficiado de leyes a las que se oponían: Álvarez Cascos se oponía a un divorcio al que se ha abonado en varias ocasiones, al igual que Vidal Quadras y tantos otros; Cospedal y Sánchez Camacho han hecho uso de la reproducción asistida, legislación a la que se opone la carcundia… ¿Y cuántas de entre las peperas habrán abortado? Y entre los peperos bien pensantes, ¿cuántos se habrán tragado sus dogmas pro-vida en el momento en que su hija, o su hijo, les decía que no querían embarazarse pero…

 

Acabaremos bautizando óvulos y dando la extremaunción a los espermatozoides que incumplan su sagrada misión de fecundar y así perpetuar la especie.

 

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s